Tratamiento de mantenimiento y prevención :

10 ml, 3 veces al día, 10 min antes de las comidas o 2 h después (con el estómago vacío).


2 veces, de 2 a 3 meses al año, o de 1 a 6 meses según las necesidades y los efectos experimentados.

Su uso continuado es posible y no tiene efectos secundarios ni tóxicos. Mantener dos minutos en la boca antes de ingerir. Tomar sin diluir.

Tratamiento intensivo :

30 ml, 3 veces al día (3 tapones dosificadores completos). Durante 1 a 6 meses o más según sea necesario.

Se puede empezar con 10 ml, 3 veces al día y si al cabo de una semana no se aprecia efecto alguno, se recomienda pasar a 20 ml, 2 veces al día, y eventualmente, transcurrida una semana, a 30 ml, 3 veces al día. Con frecuencia el organismo necesita un periodo de una semana, un mes, seis meses, o incluso más para reponer el aporte de silicio, con el objetivo de conseguir resultados apreciables con respecto a las dificultades detectadas.

Cuando se empieza a olvidar la toma de las dosis diarias, el cuerpo empieza a mostrar signos de que necesita menos silicio, con lo cual se puede volver a las dosis de base de 10 ml, 3 veces al día o incluso 2.


El tratamiento de 10 ml, 3 veces al día corresponde a 1 litro al mes.

El tratamiento de 30 ml, 3 veces al día corresponde a 3 litros al mes (exactamente cada 33 días).

De esta forma, un lote de 4 litros corresponde bien a 4 meses de tratamiento, o bien a 1,5 meses.

Uso del gel :

Aplicar de forma localizada entre dos y seis veces al día según sea necesario, solo o junto con el tratamiento líquido.